Maspalomas - Costa Canaria

maspalomas1
mapalomas2
maspalomas3

El origen de todo

En Maspalomas Costa Canaria la naturaleza se recrea mostrándonos toda la fuerza de sus elementos: TIERRA, unas veces sedosa arena de matices dorados, otras negruzca de origen volcánico; AGUA, del Océano Atlántico que nos salpica ondulante e intenso; FUEGO, de volcanes dormitando y del sol que acude fiel y cálido a su cita diaria; AIRE, brisa limpia y pura que acaricia y se respira llenándonos con toda su esencia.

A lo largo de 32 km, con grandes y vistosas playas de arena clara y en menor medida arena volcánica, bellos fondos rocosos albergan gran diversidad de vida marina y excelentes condiciones climáticas. Al abrigo del oleaje y corrientes oceánicas predominantes en el Archipiélago durante la mayor parte del año, el litoral sureño es el enclave ideal para la práctica de actividades acuáticas. Las aguas que bañan esta apacible costa mantienen cálidas temperaturas oceánicas a lo largo del año, oscilando entre 18º y 25º C.

San Bartolomé de Tirajana brinda un pequeño paraíso, 365 días al año, para los que hacen de la práctica de su deporte favorito unas vacaciones diferentes, o simplemente, para aquellas personas que siempre soñaron con practicar alguna modalidad deportiva. Windsurf, vela, natación, pesca de altura o submarina, buceo o apnea, son sólo algunas de las disciplinas náuticas que podrás practicar en sus aguas, bajo unas condiciones naturales perfectas.

“La reserva natural especial de las Dunas de Maspalomas” es un paraje único en el mundo impregnado de una belleza casi mágica. Está conformada por una amplia extensión de más de 400 hectáreas: un gran campo de Dunas, una Charca y un Palmera constituyen un conjunto de enorme interés paisajístico, geomorfológico, botánico y faunístico, único en el Archipiélago Canario y declarado desde 1987, Espacio Natural Protegido de Interés Nacional.
La noche en Maspalomas Costa Canaria despliega todos sus atractivos. La suave brisa de las noches isleñas puede ser la disculpa perfecta para deambular por alguna de sus zonas mas ambientadas. Pubs y discotecas, locales bulliciosos de música bailable y de tertulia, impregnan la noche de música actual y sensuales ritmos tropicales para los apasionados de la vida nocturna. Al mismo tiempo, terrazas y restaurantes se llenan de gente dispuesta a deleitarse de momentos de animación o relax.

Una amplia oferta de parques temáticos y acuáticos conforman un paraíso para los aficionados a la aventura en compañía de toda la familia. La Villa de San Bartolomé de Tirajana es un lugar sorprendente donde cada persona encontrará el ocio a su medida, incluidos los más pequeños. Durante el día los espacios de ocio se centran en los parques de atracciones, parques acuáticos, parques temáticos, centros comerciales y práctica de todo tipo de deportes. El entretenimiento y las actividades para todas las edades están garantizados.